Tipos de sistemas de climatización

En el mercado podemos encontrar diferentes sistemas de climatización que se clasifican en base a unos criterios específicos: Ventilación, refrigeración y calefacción (climatización de invierno).

A continuación te vamos a comentar los diferentes tipos de sistemas de climatización en función a esos criterios para que sea mucho más sencillo de entender.

Clasificación en base al alcance de la instalación

La climatización se puede realizar en un único local (que se conoce como unitaria): en este caso existe un aparato especial que es capaz de emitir energía térmica que, a la vez, produce. También nos encontramos con que puede ser centralizada: en este caso existe un aparato que produce la energía térmica (puede ser frío o calor); es capaz de llevarla a los locales para poder climatizarlos, puedes ver los climatizadores Airlan, este efecto se consigue gracias a lo que conocemos por conducciones y se emite a través de emisores.

sistema de climatizacion split

Climatización unitaria: Posiblemente este sistema sea el más frecuente. En el ámbito de la calefacción se suele emplear tanto con chimeneas/hogar como con otros tipos de calderas (pueden ser de gas butano, de carbón, eléctricas…).

También son utilizadas en el ámbito de la climatización siendo el tipo más conocido el Split o climatizador.

Climatización centralizada: Dentro de este sistema podemos encontrar dos subtipos: Uno que se adaptará a las necesidades de un pequeño usuario (por ejemplo, para una vivienda) y otro para un edificio con unas necesidades mayores (puede ser una casa grande o un edificio independientemente de cuales sean sus dimensiones).

Para calentar la casa tienen una caldera que está conectada a una densa red de tuberías. Será capaz de hacer circular el calor a través de lo que se conoce como un “caloportador” a los radiadores.

En el tema de la refrigeración tienen un compresor y un condensador que están situados en el interior; en el exterior existen varios evaporadores que son colocados en el local que se quiere climatizar.

En general tienen mejores resultados que los sistemas anteriores.

Clasificación en base al fluido caloportador

Sistemas de refrigerante: En este caso el fluido que se encarga de refrigerar es capaz de avanzar desde las tuberías a los evaporadores; estos están situados en los lugares que se quieren llegar a climatizar. Será necesaria que exista una ventilación adicional.

 


Sistemas todo aire: Se consigue un aire que ha sido tratado en un sistema climatizador y se transfiere a través de diferentes conductos.

Sistemas agua-aire: En este caso existen algunos terminales adicionales como ventiloconvectores o inductores que se encargan de aportar toda la energía térmica que hace falta para hacerlo funcionar.

Sistemas todo agua: Y terminamos con este último punto. En este caso al local llega solamente agua que puede ser tanto fría como caliente. Cuando se necesita calor se utiliza los típicos emisores como pueden ser radiadores. En el caso de que se necesite frío se utilizan nuevamente los ventiloconvectores u otros sistemas conocidos como suelo radiante.

Diferentes clasificaciones que se establecen en base a las necesidades de los clientes.